pendientes de estrellas neón

17,00

Pendiente de artesanía con colores neón muy brillantes. Cada pieza está hecha a mano con mezclas únicas en pequeños lotes por lo que cada una es exclusiva y diferente. El componente principal es resina transparente especial para joyería. Muy ligero de peso, se carga con luz solar/artificial y ¡brillan en la oscuridad!

Medidas aproximadas: largo del pendientes 6cm, ancho estrella 4cm

1 disponibles

Categorías: ,

Descripción

Pendientes que brillan en la oscuridad. Joyas futuristas y folclor ciber.

Piezas muy luminosas hechas a mano pendientes de la virgen del Rocío

Pendientes que brillan en la oscuridad, joyas futurista hecho a mano con colores neón muy brillantes. Cada pieza está hecha a mano con mezclas únicas en pequeños lotes por lo que cada una es exclusiva y diferente. El componente principal es resina transparente especial para joyería. Son pendientes muy ligeros de peso y se cargan con luz solar/artificial brillando en la oscuridad.

Diseño de joyas futuristas independientes con sede en Sevilla.

 ACHILIPUNK viene de un juego de palabras de una canción de rumba flamenca , compuesta por José Castellón Vargas «. La canción «Achilipú» habla de una reina de la «morería», una especie de medina árabe de la época de Al-Andalus , la época en que parte de España estaba bajo el dominio musulmán. Achili es folclore (expresión de la cultura de un pueblo determinado y que por tanto lo distinguirá del resto), un folclor distópico futurísta con raíces andaluzas y el PUNK del «hazlo tú mismo» cuestionando la moda y rechazando lo establecido. El Punk viene del movimiento contracultural nacido en los 70 y desarrollado sobre todo en Inglaterra y que se basa principalmente en ser un movimiento donde prima la individualidad por encima de todas las cosas, la subversión y el rechazo sistemático de cualquier tipo de autoridad u orden. Piezas artesanales con una producción sostenible, bajo demanda.

La principal característica de estos pendientes que brillan en la oscuridad es el carácter futurista e infantil. Pendientes de Cristo con una estética ciberpunk, inteligencia artificial en joyas que brillan por el día y en la oscuridad.